7 June, 2017 xemov

El ORIGEN DE LOS DRONES

Los datos más viejos que se tiene sobre el uso de plataformas aéreas no tripuladas (UAV) son de 1849, cuando el dia 22 de Agosto de ese año el ejercito Austriaco uso en una batalla contra la ciudad de Venecia globos cargados con explosivos. Estos globos se lanzaron desde uno de los barcos Austriacos llamado Vulcano. Aunque alguno de estos globos funcionó, dependían mucho del viento y muchos de ellos se desviaron grandes distancias o incluso volaron de vuelta a los barcos de la armada austriaca. Los globos explotaban una vez estaban sobre la ciudad mediante un sistema con una batería galvánica con un hilo de cobre aislado. Los explosivos caían verticalmente tras desinflarse el globo y explosionaban.
Aunque los globos no concuerdan con la definición actual que le damos a los drones, el concepto si se ajusta al de plataforma no tripulada que porta una carga útil, en este caso explosivos.
Los primeros drones fueron construidos durante y justamente después de la “Primera Guerra Mundial”. El primero fue el “Aerial Target” que data de 1916 (Blanco o diana aérea) controlado mediante radiofrecuencia AM baja para afinar la puntería de la artillería anti aérea.
El desarrollo de los Drones fue de la mano del de los misiles como forma de guiar los explosivos hacia un objetivo mediante seguimiento de este.
Si se hubiese llegado a desarrollar más, hubiese tenido como objetivo abatir Zepelines.
Justo después, el 12 de Septiembre el “Hewitt-Sperry Automatic Airplane” conocido como la bomba volante realizó su primer vuelo de demostración en el que ya se podía apreciar el concepto de UAV. La intención inicial era usarlo como torpedos aéreos y se considera una versión temprana de los misiles de crucero actuales.

02origendrones
El control se hacía mediante giróscopos desarrollados por Elmen Sperry de la Sperry Gyroscope Company.
En 1917 hizo su primer vuelo de demostración el “Automatic Airplane” ante altos cargos del ejército estadounidense. El resultado fue la fabricación del “Kettering Bug” con el concepto de torpedo volante. Aunque esta tecnología fue desarrollada con éxito la guerra termino antes de que pudiera fabricarse en serie y desplegarse.
Después de “La Primera Guerra Mundial” tres Standard E-1 (Avión biplano) se convirtieron a drones. El Larynx fue uno de los primeros misiles cruceros que se crearon y que se montaba sobre la estructura de un pequeño monoplano que podía ser lanzado desde un buque de guerra y volado en automático. Se probó entre 1927 y 1929 por la Royal Navy.
El triunfo de los aviones pilotados mediante radiocontrol llevo al desarrollo de aviones que hacian de blanco en Gran Bretaña y EEUU en 1930-1931.
En 1931 los británicos desarrollaron el blanco radio controlado Fairey Queen a partir del hidroavión Fairey IIIF floatplane fabricando una pequeña partida de tres aviones de este tipo. En 1935 se construyeron multitud de otros tipos de aeronaves como ” Dianas aéreas”.
El “DH.82B Queen Bee”, derivado del biplano de entrenamiento De Havilland Tiger Moth.
Se piensa que, de alguna forma, el nombre de “Queen Bee” se deformo hasta convertirse en el término “Drone” para este tipo de aeronaves, especialmente cuando eran radio controladas.
En “La Segunda Guerra Mundial” en el mundo del espectáculo se dio a conocer bajo el nombre de Reginald Denny, pero lo cierto es que su madre lo había parido el 20 de noviembre de 1891, en la ciudad inglesa de Richmond, como Reginald Leigh Dugmore.
Miembro de una familia de artistas, en 1915 comenzó a dar los primeros pasos en películas mudas a ambos lados del Atlántico. Su formación dramática le permitió adaptarse a la llegada del cine sonoro, en el que hizo sus primeros roles protagónicos, para luego convertirse actor secundario de reconocido prestigio que participaría junto a Greta Garbo en Anna Karenina, con Katharine Hepburn en The Little Minister y Frank Sinatra en Asalto a la reina. Actuó en más de 200 producciones.
De característica nariz prominente y profundos ojos verdes, Reginald Denny también supo dar el salto a la televisión. Entre los años cincuenta y sesenta apareció en numerosas series. En 1966 lo hizo en Batman como el comodoro Schmidlapp, un viejo marino que era secuestrado en su yate.
La gorra que llevaba en aquel papel lo relacionaba con las fotos en blanco y negro de su juventud, cuando Reginald Denny aparecía con el uniforme de los Royal Flying Corps, en la que sería la otra pasión de su vida: los aviones.
En Hastings, Inglaterra, se entrenó con el rango de teniente para participar en la primera guerra mundial, pero sin llegar a entrar en combate. Formó parte del escuadrón 112, en el que aprendió a pilotar monoplazas de combate Sopwith Pups, Camels y Snipes.
En 1920 se hizo piloto de acrobacias. Fue miembro honorario de la compañía Trece gatos negros, con base en Los Ángeles. En 1934 creó la empresa Reginald Denny Industries, para la fabricación de aviones a radio control, una pasión que compartía con actores como Henry Fonda y Jimmy Stewart.

04origendrones 03origendrones
Un año después abrió una tienda de aeromodelismo en Hollywood Boulevard que tenía un gran cartel blanco sobre la entrada en la que se leía: “Reginald Denny Hobby Shop” y otro vertical, clavado en el césped y rodeado de palmeras, que decía “Denny Plane”.
El producto estrella de la tienda era el Dennyplane Jr, que se vendía por diez dólares, exorbitante suma en aquellos tiempos de depresión. Un prototipo diseñado por el propio Reginald Denny que no se inspiraba en ningún avión conocido pero que tenía un aspecto propio de las aeronaves de los años veinte.
Otra idea que había tenido el actor era la de vender sus creaciones a bajo coste al Ejército de EEUU para que los artificieros los empleasen en sus prácticas de tiro. En 1938, el actor compró a Walter Righter el diseño de un nuevo motor, que resultaría revolucionario. Lo bautizaría como Dennimyte.
Los miles de dólares invertidos en investigación y desarrollo de nuevos modelos, estaba por llevar a Reginald Denny Industries a la ruina, cuando en 1939 el Ejército decidió comprarle 53 unidades del modelo RP 4, al que llamaron OQ-1, que significa “modelo a escala 1”. Tenía seis caballos de potencia, una extensión entre las alas de 3,73 metros, pesaba 47 kilos y permitía ser recuperado tanto a través del aterrizaje en tierra como de paracaídas.
Para los artificieros, que hasta aquel entonces practicaban con mangas, poder entrenarse con aviones a escala, que derribaban cada vez que podían, resultaba mucho más estimulante. El OQ -2 alcanzaba los 137 kms/h.
El comienzo de la segunda guerra mundial disparó el negocio de Reginald Denny. Su fábrica en el aeropuerto de Van Nuys, situado en el área metropolitana de Los Ángeles, comenzó a producir miles de aviones contrarreloj. La Marina, que sumó también sus pedidos, los bautizó como TDD (Target Drone Deny 1).02origendrones
Fue justamente en esa fábrica que David Conover, fotógrafo del ejército, descubrió a una joven muy atractiva, que pensó que tenía cualidades para ser modelo. Corría el año 1944. La chica se llamaba Norma Jeane. Años más tarde sería conocida como Marilyn Monroe.
La compañía de Reginald Denny sería comprada en 1952 por la mastodóntica empresa Northop. Él moriría en 1967, a los 75 años de edad, a causa de un cáncer. Muchos lo recordarían por su labor actoral. Pero en la industria de la guerra sería considerado el padre del primer avión no tripulado fabricado en masa. Esos ingenios que, con el reciente lanzamiento del Predator C Avenger, acaban de entrar en su quinta generación.
La US Navy comenzo a experimentar con aeronaves radiocontrol durante la década de 1930, obteniendo como resultado el Curtiss N2C-2. Esta aeronave se radiocontrolaba desde otra aeronave y estuvieron en servicio a partir de 1938.
La Fuerza Aerea de EEUU (USAAF) adoptó el concepto N2C-2 en 1939. Los aviones obsoletos se pusieron en servicio como drones objetivo llamados A-series. Más tarde se les denominó  Culver  “PQ-8” que eran versiones radio controladas del avión civil Culver Cadet. También se emplearon los bombarderos B-17 y B-24 modificados en la Operación Afrodita, a pequeña escala, como torpedos aéreos gigantes sin demasiado éxito.
El drone de asalto de la fabrica Naval Aircraft Factory llamado “Project Fox” instaló una cámara de televisión en la aeronave y una pantalla para su visualización en la aeronave de control en 1941. En abril de 1942 el drone de asalto lanzo exitosamente un ataque torpedo sobre un destructor a 20 millas del avión de control TG-2. Otro de los drones de asalto se estrello exitosamente contra un objetivo moviéndose a 8 nudos. El Navy Bureau of Aeronautics propuso entonces un programa para fabricar 162 aviones de control y 1000 drones de asalto. Hubo desacuerdos en la Armada Estadounidense relativos a que las ventajas que proponía el programa a nivel gran escala pudiese revelar el concepto al enemigo y permitiéndole desarrollar contramedidas antes de que llegase al término de la producción total. El concepto de los drones de asalto permaneció en la sombra de las mentes militares durante la mayoría del avance de 1944. El uso de drones se limito a cuatro ataques a buques mercantes japoneses y en el norte de las Islas Solomon. Aunque varios fallaron, la mayoría de ataques hicieron blanco sobre sus objetivos.
McDonnell construyó un blanco propulsado por pulsorreactor, el T2D2-1 Katydid, después el KDD-1 y posteriormente KDH-1. Era una aeronave lanzable con forma cilíndrica alargada y alas rectas con un motor pulsorreactor. El Katydid se desarrollo a mitad de la guerra y un pequeño número se puso de servicio en el US Navy.

Fuente – http://mundrone.blogspot.com.es/p/historia-de-los-drones.html