3 March, 2017 xemov

EL USO DEL DRONES EN LAS ENERGÍAS RENOVABLES

La inversión actual en renovables representa cerca de la mitad de la nueva capacidad energética en el mundo, y está previsto que este mercado crezca un 13% más en los próximos cinco años, impulsado por la energía eólica y la solar. Los proveedores energéticos buscan descentralizar su capacidad energética y diversificar en renovables. Es cuestión tanto de modernizar el negocio como de asegurar la futura rentabilidad. Para las compañías energéticas tradicionales saltar al sector de drones energías renovables significa que deben considerar poner en marcha una nueva unidad o entidad independiente centrada totalmente en renovables, empezando prácticamente desde cero, y hacerlo de forma rápida. Para tener éxito, las compañías energéticas necesitarán la ayuda de organizaciones y plataformas técnicas más ágiles y de rápida implantación, que por razones de velocidad y coste estarán basadas en la nube. Esto significa la reinvención de procesos clave como las finanzas, la planificación de recursos, el soporte a los servicios en campo, la gestión de activos y de la cadena de suministro, de cara a tenerlos en funcionamiento en cuestión de semanas y poder cambiarlos sobre la marcha.

drones energias renovablesDrones Energias Renovables

Los drones se están convirtiendo rápidamente en la norma, dentro del mercado de las energías renovables, como si de otro par de ojos se tratase, para evaluar visualmente los cables, canalizaciones de energía u otros recursos. Los datos recogidos por los drones se integrarán directamente con las plataformas de software de las empresas, para generar órdenes de trabajo automáticas cuando encuentren fallos. Estas órdenes podrán ser enviadas directamente a ingenieros sobre el terreno para una rápida respuesta y una mínima perturbación en la red. Todavía estamos algo lejos de ver a drones tomando decisiones autónomas, pero con el actual ritmo de innovación en tecnología de drones, no es difícil concebir un futuro en el que por lo menos las simples tareas de reparación puedan ser llevadas a cabo de forma remota.
Ante esta tendencia, es previsible la aparición de problemas en las regulaciones y cumplimiento de normativas, y no sólo de seguridad aérea. Todavía está pendiente la aparición de una regulación integral sobre drones, por lo que hay que estar pendiente al cambiante panorama legal en los distintos territorios que es clave para garantizar su cumplimiento.
La creciente importancia de los recursos renovables ha motivado a los gobiernos a invertir en energía eólica, solar y térmica. Como resultado de esto, el número de turbinas de viento y superficies de placas ha aumentado exponencialmente a lo largo de los últimos años. A la vez que aumentó el número de instalaciones, también incrementó la necesidad de métodos de inspección más baratos y seguros.
Hay varios métodos de inspección de turbinas, placas solares y centrales térmicas, como las plataformas hidráulicas, plataformas de servicio, grúas hidráulicas o descender en cuerda. El problema de estos métodos es que requieren equipos pesados o de escalada, lo cual supone más horas de trabajo, es costoso y muy peligroso.

drones energias renovables
Los drones no requieren equipamiento pesado y no necesitan que los técnicos suban a la turbina o recorran grandes zonas de placas, por lo que se reduce el tiempo de inspección, y también, de forma drástica, el tiempo de inactividad de los distintos sistemas.
Los drones pueden proporcionar varios métodos de inspección, incluyendo las imágenes de alta resolución e imágenes térmicas multiespectrales, a precios más bajos que con los métodos tradicionales.
El uso de los drones cuenta con una serie de ventajas en los métodos de inspección: grandes superficies en tiempo record, mayor seguridad y ahorro de costes de personal, acceso a zonas complicadas con diferentes clases de mediciones y bajos coste logístico.
El planeta necesita un cambio, una de las formas para ayudar a mejorarlo, está viniendo a cuenta gotas por parte las energías renovables.
En materia de aviación, científicos de diversos países están trabajando en la fabricación de drones autónomos gracias a la energía solar. Esta tecnología permitiría ahorrar energía haciendo el tiempo de vuelo más extenso así como proteger el medio ambiente. Gracias a esto, los drones serían capaces de generar alrededor de 50 kilovatios de energía.
Los drones cada vez están teniendo más protagonismo en nuestras vidas y a los ya conocidos servicios de grabación aérea y fotografía, se les sumarían otros tantos como vigilancia de incendios, vigilancia anti-disturbios y monitorización e investigación de zonas catastróficas.
Sin duda, es una gran noticia para el mundo de los vehículos aéreos no tripulados (UAV), confiando en que está tecnología basada en la energía renovable haga nuestros aparatos cada vez más independientes.